viernes, 17 de septiembre de 2010

Formando valores: formando ciudadanos concientes e involucrados

Ayer por la noche se reunieron los candidatos a la Alcaldía Municipal de Lima. Entre los distintos temas se habló sobre Transporte y Vialidad, Seguridad ciudadana, Educación, Salud, entre otros más. Interesantes algunas propuestas como aquellas que consideraron la creación de Corredores viales teniendo en cuenta el medio ambiente y la ecología, aunque para otros políticos los proyectos  eran más que cifras de millones de dólares y a largo plazo.

Poco o casi nada se habló de los valores, y si lo hicieron es una gran pena que estando a dos semanas de la elección, este tema es considerado como parte de una campaña política y no como una labor que todo ciudadano debería estar comprometido para cambiar nuestra mentalidad de ciudadanos citadinos. Me di cuenta que la visión que manejan nuestros representantes a la alcaldía es una visión de abajo hacia arriba y hoy proponen debe ser de de arriba hacia abajo. Es decir, ciudad - cerros, cerros - ciudad. Qué esfuerzo hicieron nuestros representantes para ver hacia arriba, para ver que nuestra ciudad no sólo crece en edificios, sino también cada vez más se llenan de casas los cerros de los conos. Denominado por algunos sociólogos, "esas otras Lima".

Cuántos se preguntaron quién da vida a esta ciudad, de cuántos corazones y sentimientos se está hablando, de cuántas culturas e identidades se encuentra en la Lima actual, muy lejos de la década de los 60 cuando Cotler hablaba de las urbes. Nos han enseñado con demagogia cirquense que las necesidades básicas se cubren con agua, luz y pistas. Escuelas y centros de salud. Pero quién nos da la garantía quienes van a prestar los servicios son ciudadanos concientes.

En el transcurso de nuestros viajes por el Qhapaq Ñan, nos hemos encontrado en estos últimos tres meses   con representantes políticos en la sierra de Lima. Infinidad de afiches y propagandas políticas en pintura y  carteles que malogran y deterioran nuestro paisaje y patrimonio material. Talvez en su ignorancia cubrieron los guardianes y vigilantes apus o cerros de los pueblos. ¿A quién se le preguntó? ¿Quiénes autorizaron esto?. Señores, nuestra sierra limeña no es la Lima ciudad para ir como bándalos a pintar paredes y llenar de spots publicitarios las calles y principales avenidas. Se olvidan somos ciudadanos y, esos tremendos carteles y la bulla de las propagandas aturden, es una total contaminación sonora y visual.

Si quieren ser verdaderos ciudadanos involucrados con su comunidad, con su ciudad, entonces empiecen ahora. Vayan a borrar y sacar todo sus spots, caminen, y salgan a agradecer a la población que votó o no por ustedes. Tienen desde ahora cuatro años para hacer sus campañas. No hay nada mejor que conocer su comunidad participando con ella de sus necesidades, escuchando opiniones, quejas, conociendo de cerca el ámbito político territorial de la comunidad y como dice mi esposo,  "linderando su distrito, su comunidad". Camine, escuche, participe, desarrollen en conjunto propuestas y sin ser alcalde o regidor, desarrollelos.

Y si está dispuesto a caminar, le invitamos a recorrer muchos lugares. Seamos ciudadanos concientes, aprendemos a formar valores empezando por uno mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario