jueves, 24 de febrero de 2011

GASTRONOMÍA EN TORATA , MOQUEGUA

Majestuoso cerro Baúl, Icono de la cultura Wari
El valle de Torata, situado a 28 Kms de la ciudad de Moquegua, con su cálido clima y verdes campiñas y frutales, invita a lugareños y foráneos a disfrutar de diversos potajes propios de su peculiar gastronomía compuesta de una variedad de dulces, bebidas y potajes preparados con productos locales. Tan cercano están los recuerdos de los migrantes  italianos de quienes las torateñas aprendieron a elaborar decenas de panes y pasteles a base de harina de trigo triturado con molinos de piedra que funcionan hasta la fecha, como la de don José Juárez –de 98 años- del sector La Pascana, quien no deja de asistir y cuidar a su fiel compañero -un rústico molino de piedra-. Por la década del cincuenta los molinos contribuyeron el comercio de panes e hizo conocido al “Pan de Torata”, al lugar llegaban numerosos viajeros del altiplano puneño atraidos por el trigo y los panes de este valle.

Callecita de Torata
Campiña

Andaditas
Los panes y pasteles. Cuentan que Torata abastecía de panes y harina a la ciudad de Moquegua y a los pueblos de Puno. Para movilizarse hicieron uso de los caminos transversales del Qhapaq Ñan, los que comunicaban   con Ilave, Mazocruz (Puno) en dirección a Ilo por donde se transportaban maíz, frutas y harina de trigo. Fue en ese entonces  un lugar de descanso de los antiguos arrieros.
Se expenden diariamente, y son degustados según la hora del día y la ocasión. Acompañan las pláticas mientras se degusta bebidas calientes o frías. Entre los panes se tiene a: las getonas, mestizos, oquendos elaborados con una masa suave a base de manteca de cerdo, leche y huevos para compartirlos en el desayuno; andaditas, boyos, el pan de torata, de corona, el pan de huevo y el “pan bendito”. Este último preparado especialmente para la fiesta de San Juan de Dios. Los más veteranos recuerdan se solía comer las rosquillas de chancaca preparadas con leche, chancaca, coco rallado y maní. Se comía junto con los panes mestizos (integrales).

Entre los pasteles y dulces en ocasiones son saboreados con el macerado de damasco: la rosca, tortitas de maíz, alfajorillo, estrella, alfajores de manteca y de miel, cachito, huarhueros (de base redonda, relleno con manjar blanco y bañado con almíbar), galletas, empanadas, lenguado, bizcochuelo, coladores,  alfajores con manjar blanco, el penco, entre otros.

Las bebidas. Es una costumbre la elaboración de bebidas artesanales, de este modo en los hogares es infaltable las bebidas aperitivas para recibir a los visitantes, dos o tres copitas son suficientes para saborear el suave pisco, vino de chacra, leche de monja a base de huevos, leche, pisco y algunos ingredientes guardados celosamente por las expertas. En Torata, es bien conocido las bebidas a base de frutas, como los macerados de damasco, de guinda o de mora, bebidas a parte de ser aperitivas contienen propiedades curativas. Generalmente los dulces son acompañados por bebidas: el macerado de damasco y la rosca acompañan siempre la clausura de las ceremonias cívicas, el pan de torata acompañado de café con leche, café infaltable para los desayunos dominicales. A la leche de monja se le atribuye propiedades para tratar la osteoporosis y la tuberculosis, se dice que fue aprendido por las monjas desde época de la colonia. 
Macerado de damasco, una bebida de tradición.
Otro de los atractivos de este cálido valle son sus campiñas con abundante frutales de damasco, ciruelas, peras, manzanas, nísperos e higos.

La gastronomía en Torata es cultura, se aprende y se hereda: de padres a hijos, de tíos y abuelos y observando los “secretos” de vecinos y amistades. Dado su valor, esta manifestación cultural se difunde en festivales y aniversarios cívicos como el Festival del Pan (6 de junio coincide con el Aniversario de Torata), el Festival del Damasco (del 10 al 15 de noviembre), Festival de la Palta y el Día del Campesino. 

Para gustar de los potajes locales, la localidad cuenta con restaurantes campestres en el mismo pueblo de Torata y Tumilaca El Molino, muy conocidos los de la campiña, y en especial restaurantes que cuentan con sus propios criaderos de cuy y camarones donde invitan a los comensales a aprender a preparar una variedad de platos a base de esta carne: cuy chactado, picante, tortilla y ceviche de camarones, etc.
  
Carnero a la piedra

Potajes a base de camarones. Tumilaca El Molino

Apetitoso cuy chactado. 

 Agradecemos a la Municipalidad Distrital de Torata por la invitación hecha a Rutas de Chaski. A ellos nuestro más cálido agradecimiento.


2 comentarios:

  1. Hola interesante todo lo que ofrece El Distrito de torata en especial su gente calida y sincera.

    ResponderEliminar
  2. Cualidades del QUESO DE TORATA.

    ResponderEliminar