martes, 5 de abril de 2011

Exposición de piezas de Machu Picchu devueltas por la universidad Yale

La recuperación y el retorno de las piezas incas al Perú es un logro de todos los peruanos y de la gestión de las instituciones que hicieron posible este hecho. Tras largos años de gestión y de solicitudes por parte de nuestros representantes, Yale se desprendió de centenares de piezas arqueológicas llevadas sin consulta a los pobladores del Cusco hace cien años atrás. Y es que así sucede en muchas de las investigaciones arqueológicas que se realizaron en el Perú cuando nuestras políticas de Estado no daban  valor al patrimonio arqueológico, cultural o natural que hoy en día ya son parte de la agenda de centenares de programas y proyectos financiados por las mismas instituciones estatales y extranjeras. Aunque parece que es el propio Ministerio de Comercio Exterior y Turismo que tiene más autonomía y decisión sobre la cultura que el propio Ministerio de Cultura cuando difunde y promociona la cultura sin considerar muchas veces la cosmovisión y los sentimientos del poblador frente a su creación o expresión.
Para que estos hechos no vuelvan a repetirse ya sea por peruanos o extranjeros, es necesario crear conciencia ciudadana, vigilante del patrimonio como venimos desarrollando a través de este medio de difusión, denunciando muchas veces los malos manejos administrativos y de gestión de las instituciones, la desinformación que nos brindan las declaraciones patrimoniales, autoridades regionales y políticos que con las regalías del canon minero comercializan y crean decretos para desaparecer más rápido nuestra herencia cultural e histórica.  Es necesario apostar por una educación y conciencia ciudadana en muchos de los pueblos peruanos y en las instituciones estatales y particulares!!!! Las instituciones que nos representan deben contar con profesionales, gestores locales y gente como siempre lo venimos diciendo comprometida con el progreso del país, no con aquellos que engordan sus bolsillos y cuentas bancarias y ven el patrimonio como el mayor negocio del milenio asegurándose (respaldados de maestrías y doctorados) un cargo público. 
Quienes dirigirán en este próximo gobierno tomen en cuenta este llamado. Ya aprendimos que nos tardó casi cien años para que las piezas incas sean devueltas y, me pregunto cuánto más tomará si entregamos nuestro patrimonio arqueológico, natural y cultural en manos de desentendidas instituciones al firmar compromisos de su propia regla del juego. 
A nuestros lectores les hacemos presente que las piezas incas están en exposición en el Palacio de Gobierno. Empecemos ya con esta labor, hagamos que la historia sea parte de nuestra vida. 

Nota: Hoy a las 10:00 pm (hora peruana) se estrena el episodio Chinchaysuyo en History Channel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario