sábado, 18 de junio de 2011

A PROPÓSITO DE LO EXPUESTO POR EL PRESIDENTE DEL PERU CONTRA LAS IDEOLOGÍAS "ABSURDAS" PANTEÍSTAS

“Apu Tutupaca, padre y cuidador de mi tierra Candarave, Tú nos das la vida, nos cuidas y de tus nevados viertes el agua para mi tierra, para mis papas y orégano, para mis animales y para que mis hijos y mis hermanos tengamos alimento. Estos andenes adornan tu camino, cuando a lo lejos te vemos con tu traje blanco muy cerca de tu hermano Yucamani.” Composición de Sr. Juan Mamani (músico de Cairani, Candarave)

Don Juan Mamani, con más de 82 años de vida me dio una gran lección, que cuando se llega a viejo uno desea tener más años, para seguir trabajando y produciendo la tierra, para tener más voz y fuerzas para seguir cantando a ese gran padre llamado Tutupaca, un hermoso nevado que es fuente de vida para los pobladores de esta tierra. Unas lágrimas cerraron el diálogo de esa tarde, ante la impotencia de que por la edad ya no le permitía a don Juan cantar a viva voz, pero sí tocar su tarka o quena a ese ser que era parte de su familia, era un padre, un sustento para su familia y su tierra. Así como don Juan, cientos de hombres y mujeres de nuestros andes y selva ven a la naturaleza como parte de su vida. El río, mares, huacas, los animales, las plantas, nuestros astros, montañas, ojos o manantiales de agua son todos fuentes de vida.

Como parte de la religiosidad andina, grandes fiestas y celebraciones en honor a estos seres se realizan durante todo el año en pueblos de distinta idiosincrasia, específicamente aquellas relacionadas a las festividades agrícolas y ganaderas, compartiendo almuerzos comunales y alimentos ceremoniales entre los seres protectores y los paqos o maestros. Danzas, música, una comisión de celebración que con antemano se organiza para concretar con éxito la celebración. Se canta a los cerros, a la tierra, a los animales, como el majestuoso ser sagrado de los andes, el cóndor.

En torno a los elementos de la naturaleza, se han conservado en el país conocimientos milenarios, de hombres intérpretes de las señales de la naturaleza que se orientan para sus actividades productivas, médicas (porque para curar hay que conocer a las plantas, el modo y el tiempo adecuado para su uso) … en torno a la naturaleza hay miles de años de conocimiento, es el espacio de vida donde se recrea y se aprende, donde se transmite la cultura. Al mismo tiempo, existen diversas manifestaciones religiosas en muestra de agradecimiento y convivencia con estos seres.  Esto es para el presidente Alan García, una visión panteísta, animista y retrógrada que va contra el desarrollo económico de un país como el Perú por ver a estos seres como animados y lo único que logran es el retroceso. Y con la educación se puede derrotar todo tipo de ideología o religiosidad como las anteriormente descritas. 

Señor Presidente, educación no es sinónimo de cultura, la cultura es un elemento inherente al hombre. La educación que usted propone para exterminar todo tipo de creencia animista nunca acabará con elementos que identifican al hombre del campo con su tierra, con su forma de ver y percibir el mundo, aquí hay sentimientos, hay una estrecha convivencia. Sobre todo de aquellos hombres que ven en la naturaleza su sustento de vida. Aunque ahora las sectas religiosas, el Estado y la escuela son los primeros en atentar contra este tipo de idiosincrasia. Como ciudadana me indigno de saber que usted nos representa, lo expuesto en su mensaje http://www.youtube.com/watch?v=2Vf4WfS5t08&feature=share  es un atropello y falta de respeto a nuestras comunidades, al legado cultural heredado de cientos de razas que hicieron posible que este país sea rico en cultura, con una religiosidad viva y permanente día a día. ¿Dónde está la política de inclusión social, la interculturalidad, para qué fue creado el Ministerio de la Cultura? Si al final Usted dispone de lo que hay qué hacer.

Se jactan de promocionar un país rico en diversidad cultural, de un Perú Milenario, ofrecen calendarios festivos donde la religiosidad es parte de estas celebraciones. De las instituciones estatales se difunde una política económica que ofrece la cultura como mecanismo de desarrollo, pero desarrollo para quién o para qué, cuando al final no involucran y fortalecen a las comunidades con proyectos sociales que incentiven la identidad.  ¿Qué pasó con la exitosa Marca Perú? Se olvidaron que en este país hay cientos de peruanos que no tienen la oportunidad de conocer nuestro territorio, se ha preguntado si los hermanos del poblado Alto Perú han probado el tacacho, la chicha morada, o han bailado marinera, sanjuanito, etc. 

¿Con esa desfachatez y ante este insulto a los peruanos tendrá el honor de presentarse al Centenario de Machu Picchu, lugar donde cientos de ciudadanos de poblados tradicionales agradecen al Sol, a los nevados ... les dirá que su ideología es primitiva?. De seguro que asistirá porque usted no tiene vergüenza. Personas como usted avergüenzan a la patria, si lo dicho en su entrevista era por las protestas de nuestros hermanos aymaras por la concesión del apu Khapia, entonces debe ya concretarse un diálogo –y no a rehusarse como hasta ahora lo hecho-. Nuestros hermanos aymaras y los peruanos que vemos en todas las sangres nuestra identidad merecemos respeto. 

Exigimos se pronuncie pronto y pida disculpas públicas por lo dicho.

Antrop. Paola Borja Ch. 


Nota: Hoy las ideologías de los peruanos olvidados son atacadas. Sabrá que la religiosidad en torno al Cristo de Pachacamilla o Señor de los Milagros se origina de la adoración en torno a la adoración al dios Pachacamac y, bajo el sincretismo religioso se desarrolla hoy en una celebración católica. ¿Con ese mismo adjetivo se pronunciará contra los católicos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario