jueves, 30 de diciembre de 2010

APRECIACIONES SOBRE EL PROBLEMA DEL AGUA Y EL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA RUTA PACHACAMAC – PARIAQAQA

Uno de los objetivos que llevó a los caminantes a peregrinar por la ruta de Pachacamac – Pariaqaqa era sensibilizar a las poblaciones – a través de una ruta ancestral de peregrinación- frente al problema del agua y el cambio climático. Rutas de Chaski estuvo presente en la caminata para cubrir la información y transmitir las percepciones locales frente a esta situación. En resumen, las apreciaciones son diversas y, las acciones de prevención para un mejor manejo y cuidado del agua deben ser frecuentes y llegar a grupos de toda edad.

El problema del agua. Está presente la contaminación de los ríos: primero los desechos sólidos producto del consumo de la población local donde se observa residuos de bolsas plásticas, pañales desechables, botellas de plástico y latas de conserva por señalar algunos ejemplos. Segundo, gran parte de los poblados no cuentan con redes de instalación de agua y desagüe por lo que los residuos muchas veces acaban en los ríos. Tercero, la presencia de trabajos de exploración de algunas empresas mineras ha alarmado a la población frente a la escasez del agua y la contaminación de sus tierras –dado que la actividad productiva primaria en la parte baja y media de la cuenca del río Lurín así como en la parte alta del río Mala es la agricultura y, la ganadería o crianza de camélidos en la cuenca del Alto Cañete. Las localidades de Antioquia, San Lorenzo de Quinti, San Pedro de Huancayre y San Juan de Tantaranche manifestaron su preocupación.

En los distritos de Cieneguilla y Antioquia, otro de los problemas que aqueja es el crecimiento poblacional con la formación de AA.HH. en zonas de difícil acceso a los servicios básicos como agua y luz, para lo cual muchas veces almacenan el agua en cilindros y la basura es acumulada cerca de las viviendas exponiendo a sus habitantes a enfermedades cutáneas y gastrointestinales.

El uso de pesticidas y bioquímicos. Su uso se ha extendido en gran parte de las cuencas.

La escasez de pastos y forraje para el ganado. El problema del agua y la poca presencia de lluvia a generado que muchas familias opten por la venta de su ganado o alquilen pastizales que en ocasiones no mejora la economía familiar.

Cambios en el calendario agrícola y ganadero.

Pérdida de los indicadores naturales para pronosticar el tiempo de siembra y cosecha.

Acciones frente a esta situación. El problema del cambio climático y del agua afecta a todos. En esta labor las instituciones estatales (educación, salud, ministerios de Ambiente y de Agricultura) y del sector privado, las asociaciones civiles y ONGs vienen desarrollando programas de protección del medio ambiente en las distintas cuencas que integran la ruta Pachacamac – Pariaqaqa. Una de estas labores es de la Mesa Central Manejo Integrado de la Cuenca del Río Lurín en cuyo plan de actividades son los proyectos para la prevención y descontaminación del agua de la cuenca del río Lurín, la reforestación en cabeceras de cuenca y la promoción de generar una nueva “Cultura de agua”. Las instituciones educativas mediante los programas de Escuelas Saludables en la que destaca el centro educativo “Maria Recuay” en el distrito de San Lorenzo de Quinti a cargo del director Sr. Dilmer Nolasco quien orgulloso señala su plantel fue ganador a nivel regional (Lima) de la Brigada Escolar donde el alumnado participa activamente junto a los padres de familia, por ejemplo en visitas guiadas a las reservas naturales del distrito a fin de involucrar a la población adulta en el cuidado de las cabeceras de agua.

La acción de los gobiernos locales, especialmente el de los municipios es totalmente escasa frente a programas preventivos. Sólo algunos poblados cuentan con contenedores de basura y si los hay la población no suele practicar una cultura de salubridad. Por otro lado, no es común que las comunidades campesinas y los municipios distritales realicen faenas de limpieza en la ribera de los ríos y de los campos; y en las partes altas de las cuencas de Lurín y Mala capaciten a la población en hacer del manejo de la basura una alternativa de desarrollo económico como es la formación de micro empresas de reciclaje, entre otros.


Recibimiento de la Institución Maria Recuay a los caminantes
 Participación de los caminantes. La labor se centró en los diálogos con autoridades locales como los alcaldes de San Lorenzo de Quinti, Tanta, representantes del comité de la comunidad campesina Llacuáz, Municipalidad de Lurín, Mesa Central Manejo Integrado de la Cuenca Río Lurín, representantes de la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas; familias quienes atendieron a los caminantes (Daga, Nolasco, Conopuma, Pedrecchi, Atanasio, Comunidad Huancaya), Club de Madres de SLQ, niños y pobladores que fueron a recibir a los caminantes. A los jóvenes voluntarios de la Parroquia San José de Cañete, a las empresas de transporte Pariacaca y San Cristóbal con quienes compartimos la campaña de limpieza de los buses y solicitamos el uso de bolsas de basura al interior de estos servicios para luego ser reciclados en la ciudad de Lima.
 







Rutas de Chaski, agradece a todas las instituciones y personas que hicieron posible esta caminata. Y en este verano nos preparamos con nuevas rutas donde disfrutaremos de la geografía, la diversidad cultural, la historia haciendo turismo de aventura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario